En Acultzingo elementos de Seguridad pública y federales desarmaron a los 12 policías municipales y fueron despedidos; en Medellín de Bravo una decena de policías municipales permanecen arraigados por la desaparición de Moisés…; en Orizaba, un operativo comandado por la Procuraduría de Justicia del Estado en el que participaron Ejército, Marina, Seguridad Pública y Fuerza Civil aprehendió a siete policías municipales, como probables responsables de abuso de autoridad y desaparición forzada contra Zito Ángel Zanatta Vidaurri desaparecido el 18 de octubre del 2014; otros cinco policías están indiciados en este caso. Como estos casos ha habido muchos más en los que la policía está involucrada, lo que además de preocupante señala el fracaso del programa de acreditación policial en el estado de Veracruz.