La explosión de una pipa que abastecía de combustible al hospital Materno Infantil de Cuajimalpa ocasionó el desplome de parte de la estructura del nosocomio; hasta el momento se reportan dos personas fallecidas y 52 personas lesionadas, niños entre ellas que están siendo atendidas en diversos hospitales del DF y de Toluca. Desafortunadamente, es posible que debajo de los escombros se encuentren personas atrapadas.