De ser cierta la versión periodística en el sentido de que ya recibió la invitación del gobernador para hacerse cargo de la SEV en Veracruz, entonces dirá adiós a sus aspiraciones para ser diputado. Sin duda será una buena adquisición para el gobierno del estado porque Flavino Ríos es un político con experiencia política y en lo que se pueda reforzará a un equipo de colaboradores que difícilmente da una, aunque no podrá hacer mucho de cualquier manera al menos en el ramo de la educación el gobierno del estado tendrá la garantía de eficiencia que en otros muchos ramos le falta. Lo bueno para Ríos Alvarado es la oportunidad de volver a servir en un ramo que ya conoce y el pago de marcha, si para entonces algo queda.