Según las reseñas hubo porras, música de bandas, y los infaltables discursos, todos cortados con la misma tijera de hace ya muchos años. Una que otra mentirita como la del dirigente de la CNC sobre el incremento del 3.7% en el PIB. Los más sorprendidos habrán sido los campesinos veracruzanos al escuchar cifras millonarias de recursos destinados al campo porque ellos no las han visto hace ya algunos años. Se habló que habrá una inversión de 350 mil millones de pesos para el campo, lo que demuestra que dinero hay, solo falta eficiencia y ganas de trabajar con honestidad, no la trillada simulación.