La pipa de gas que explotó en el hospital de Cuajimalpa.  Foto: David Deolarte
La pipa de gas que explotó en el hospital de Cuajimalpa.
Foto: David Deolarte

MÉXICO, D.F. (apro).- La empresa Gas Express Nieto arrastra un largo historial de incidentes que en el último año –y antes de la tragedia de Cuajimalpa— había cobrado la vida de seis personas y dejado decenas de heridos.

Desde el 2007 la gasera propiedad de Raúl Nieto Boada abastece de combustible a 37 clínicas y hospitales del Distrito Federal, gracias a un contrato celebrado con la Secretaría de Salud capitalina.

Antes de la tragedia de este jueves en el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa, que dejó un saldo oficial de dos personas muertas, entre ellas un bebé de días, al menos 66 heridos –22 de ellos de gravedad—y daños aún incuantificables, la empresa se había visto envuelta en otro incidente en junio del año pasado.

Un error por parte del chofer de una pipa ocasionó una explosión, con un saldo de tres muertos, entre ellos una mujer y su hija de siete años Paulina Estefanía Becerra, así como ocho lesionados, cinco vehículos quemados y 150 personas evacuadas. El accidente ocurrió en la colonia Cerrito Colorado, en el norte del estado de Querétaro.

La flama, que alcanzó unos 50 metros a la redonda, se originó por el choque de la pipa con un poste. La válvula de la pipa iba floja y se rompió después de que el chofer pasó un tope alto sin precaución.

Ese incidente generó movilización de militares, personal de Protección Civil municipal y estatal, además de bomberos de Querétaro y El Marqués.

Los afectados denunciaron a la empresa por incumplir con la reparación de los daños físicos y materiales. El 5 de agosto pasado, Roberto Rojas Betancourt, falleció debido a la gravedad de las lesiones que sufrió el día de la explosión.

Fue necesaria la intervención del gobierno de Querétaro para que la empresa cumpliera a las víctimas. El chofer de la pipa fue procesado por lesiones culposas y daños.

El titular de la Unidad de Protección Civil de Querétaro, Amadeo Lugo Pérez, dijo que no procedía una sanción en contra de Gas Express Nieto porque la empresa cumplía con las especificaciones de seguridad y que el accidente “fue resultado de error humano del operador de la pipa”, por lo que la empresa siguió operando.

Días después de ese incidente, una fuga ocasionada por la volcadura de una pipa en el municipio de Apaseo el Alto, Guanajuato, ocasionó el cierre de la carretera Panamericana por más de cinco horas.

En agosto del mismo año, la delegación de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en Michoacán inmovilizó el lote de un camión repartidor de Gas Express Nieto, por estar abajo de la tolerancia permitida en peso.

El 1 de diciembre de 2013 una pipa con más de mil 200 litros de gas LP volcó en la carretera de Chapala, Jalisco. La unidad regresaba de Tepatitlán, donde Gas Express Nieto tiene su abastecedora y de repente el chofer perdió el control. En el lugar no hubo heridos.

Meses antes, el 18 de julio, una pipa de doble remolque volcó en la autopista México-Puebla. La unidad transportaba 45 mil litros de gas LP y el operador argumentó que no pudo maniobrar al tomar una curva lo que provocó el accidente, ninguna persona resultó herida.

Asimismo, en 2012, una abastecedora de gas LP para microbuses de la empresa fue clausurada por el Instituto de Verificación Administrativa del Gobierno del DF.

El 24 de septiembre de 2010 una pipa que iba a exceso de velocidad chocó contra un tráiler de doble remolque sobre la carretera federal Xalapa-Tamarindo, a la altura de Corral Falso, en Veracruz. En ese incidente el chófer de Gas Express Nieto murió y su ayudante resultó gravemente herido.

En abril del mismo año, los dos trabajadores que viajaban en una pipa de la empresa murieron al chocar contra un tráiler en la carretera Culiacán-El dorado. El operador de la unidad intentó tomar la carretera y se impactó contra el camión que transportaba jitomates, el impacto provocó que los dos vehículos se incendiaran.

También en abril pero de 2008 una pipa de la empresa que transportaba 40 cilindros de gas se volcó en el entronque de la carretera federal 51 Celaya-Salvatierra y la carretera estatal Tarimoro-La Moncada, en Guanajuato. En el incidente no hubo lesionados pero provocó la movilización de unidades de seguridad y protección civil.

De acuerdo con su página de Internet, Gas Express Nieto presta servicio en 15 estados del país y la capital y se ubica, según dice el sitio web, como “la cuarta distribuidora de Gas LP.

Fue fundada en 1939 en Santiago de Querétaro por Raúl Nieto Boada, como distribuidora de gas licuado para uso doméstico, comercial, industrial y vehicular.

Actualmente tienen más de cuatro mil trabajadores directos y supera las mil unidades de reparto en 35 plantas distribuidoras a lo largo de la República Mexicana.

“Esto nos sitúa entre las 4 mayores distribuidoras mexicanas de gas L.P., dando cobertura a más del 80% del territorio nacional y planeando estrategias para extender nuestra red a todo el país”, señala.

En sus “políticas de calidad”, Gas Express Nieto se describe como una empresa cuyo objetivo es “alcanzar la excelencia” en el servicio, satisfaciendo las necesidades de gas LP de sus clientes, bajo premisas como brindar un servicio seguro.

“Cada una de nuestras unidades autotanques cuenta con sistemas computarizados de medición que garantizan la entrega exacta del producto”, afirma.

Tomado de: http://www.proceso.com.mx/?p=394526