utopico220115

Por Claudia Guerrero Martínez
22 de enero del 2015

Difícilmente, inteligentes lectoras y lectores, a estas alturas de la administración del Gobierno de Javier Duarte, el que dice gobernar y empleado de los veracruzanos podrá gozar de la credibilidad de la ciudadanía. En su quinto año de gestión gubernamental, la mayoría de los habitantes en Veracruz ya contamos los días, horas y hasta los segundos, para que termine el sexenio de Duarte de Ochoa, considerado, el peor, imagínense ustedes, de anteriores administraciones estatales.

Y en el interior del PRI en Veracruz, existe una mayoría de militantes y políticos inconformes por las acciones, decisiones y hasta colaboradores que trabajan en la administración duartista. Y gracias a que este Gabinete Estatal, se ha convertido en agencia de colocaciones para ex panistas, quienes han acaparado importantes puestos en ésta administración gubernamental. Interesante conocer algunos nombres, quienes son considerados los “Judas” traidores a su partido que los vio nacer, el PAN y ahora, con el brillo del dinero, se convierten en obedientes duartistas.

Muchos de ellos, hace dos y tres años, eran críticos del sistema, verdaderos gladiadores de Acción Nacional y hoy, son lacayos de Javier Duarte. Incongruencia pura en estos des-funcionarios estatales, quienes prefieren percibir grandes sueldos por dos años y después, en su figura de traidores a su ideología, nadie los contratará ni les tendrán confianza laboral, por haber sido arrendados como “Caballitos de Troya” de la oposición. En pocas palabras, pertenecen a ese grupo de panistas rojos corrompidos por Fidel Herrera y hoy, cobijados por Javier Duarte. Y esto lamentablemente, se da en todos los partidos políticos.

Ejemplos, en la posición número uno, Gerardo Buganza Salmerón, quien primero ocupó la Secretaría de Gobierno, luego ser titular de la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública. Actualmente y por segunda vez, Secretario de Gobierno en la misma administración de Javier Duarte. A este político lo traen como Alfil en el Ajedrez político y cuando es necesario un “provocaincendios”, le hablan a Buganza, quien en vez de apagar fuegos, conciliar y armonizar el Gabinete, es utilizado como peleador callejero, sin estilo, ética, ni gracia. Al final, este político le provoca más problemas a Duarte, que ayudarlo.

Uno más, el segundo de la lista, es Osiel Castro de la Rosa, actual Director del Instituto Veracruzano de Bioenergéticos y protagonista del escándalo de fotografías enseñando “sus miserias” con prostitutas extranjeras, en un viaje presuntamente de trabajo como ex diputado federal panista y terminó en una orgía con licor y amigos, con cargo al Congreso Federal. Hoy es uno de los inmovibles funcionarios de ésta ocurrente administración duartista.

Recientemente, en tercer puesto, es la ex panista Silvia Monje Villalobos, quien ocupa la titularidad de la Dirección de Promoción Turística, reemplazando a la priísta Dalia Pérez, ésta última cuestionada por sus escándalos de alcoba con el ex rector de la UV, Raúl Arias Lovillo, quien actualmente trabaja como docente-investigador en una universidad de Perú. Y la Monje también fue denostada, por criticar al interior del PAN, al ventilar sus demonios, traumas y problemas maritales con ex panistas. Al final, negoció su salida con el Gobierno de Javier Duarte, por dos plazas magisteriales en la Secretaría de Educación, como pago por ser severa crítica del PAN y hoy, por sus “buenos servicios”, es colocarla en la Secretaría de Turismo.

De igual manera, en cuarto sitio, es Eduardo Vega Yunes, quien además de traicionar al PAN, despotricó de los Yunes azules del Estéro. Su premio fue, primero, la Coordinación de la Junta de Mejoras del Estado y hoy, subsecretario de SEDESOL, cargo que sólo será de papel, pues “Tato” Vega no es muy diestro para eso del trabajo político.

En quinto puesto, Baruch Barrera Zurita, ex panista y beneficiado en los gobiernos de Vicente Fox y Felipe Calderón, hoy es Subsecretario de Promoción y Desarrollo Empresarial en la Secretaría de Desarrollo Económico y Portuario del Estado de Veracruz. De igual manera, ex panista y hasta secretario particular de Manuel Espino, ex dirigente del PAN Nacional, es Erik Juan Antonio Porres Blesa, titular de la SEDECOP. El niño rico de Córdoba juega al político en esa dependencia estatal y es también, uno de los inmovibles de este Gobierno duartista. Porres Blesa se convierte en el sexto ex panista en el actual Gobierno Estatal.

En séptimo, Consuelo Thomas Yáñez, ex panista y ex candidata del PAN, hoy titular de la Unidad de Inteligencia Patrimonial y Económica de la Secretaría de Gobierno, cargo otorgado por el ex secretario de Gobierno y actual sinvergüenza precandidato a la diputación del PRI por el distrito de Acayucan, Erick Lagos Hernández.

En octavo, Ricardo García Guzmán, actual Contralor General del Estado, quien era priísta y luego, cambió de camiseta para ser candidato panista a la Alcaldía por Pánuco, la cual gana de forma abrumadora, por apoyar el proyecto de Miguel Ángel Yunes Linares en el 2010. Hoy, ante investigaciones de Cuentas Públicas, amenazas de encarcelarlo por desvíos de recursos y malversación de fondos municipales, García Guzmán es compensado con el importante puesto en la Contraloría General. Increíble, pues pasó de enjuiciado, a Juez.

En noveno, Agustín Mollinedo Hernández, ex diputado federal y ex militante panista, brincó al Gobierno estatal como Director de la Junta Estatal de Caminos y hoy funge como Alcalde priísta por el municipio de Atoyac. El mismo, que fue premiado como Munícipe, después de los desvíos de recursos a su paso en la JEC.

No podemos perder de vista en el lugar diez y once, a los diputados locales priístas José Ramón Gutiérrez de Velasco, ex alcalde panista del Puerto de Veracruz y Leandro Rafael García Bringas, ex diputado federal panista, quienes hoy defienden las siglas del PRI y votan aberrantes Iniciativas enviadas por Javier Duarte de Ochoa.

Como vemos, con estos claros ejemplos de ser oposición crítica y mordaz del sistema, ahora son servidores públicos duartistas. Y quizá veremos más casos emblemáticos de otros partidos políticos, mientras reconocidos priístas están en la banca, para quizá algún día, Duarte de Ochoa les dé una oportunidad en su híbrido Gabinetazo Estatal.

Notita muy, pero muy importante: No se pierdan los programas Arena Política, este jueves, a las 19:00 en www.periodicoveraz.com y enlazados con www.agendamx.org con mi compañero Tomás González Corro. Tampoco olviden nuestra cita en el programa Círculo Rojo del Periodismo Veracruzano, los viernes, igual a las 19:00, en www.periodicoveraz.com y enlazados con www.eldemocrata.com, conducido por Virginia Durán Campollo, Armando Ortiz Ramírez y su servidora, Claudia Guerrero Martínez. Nos han querido copiar, pero jamás nos igualan. Los esperamos.

Notita de desvergonzados. Resulta, inteligentes lectores, que hablando de la agencia de colocaciones en el Gobierno de Javier Duarte, también se ve en la Coordinación General de Comunicación Social del Estado, pues a los hijos de políticos estatales, se les están dando trabajo en esa dependencia. Este es el caso del hijo de Alberto Sosa Hernández, Magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Poder Judicial del Estado de Veracruz, de nombre Ulises Sosa, a quien se le ha asignado como mentor a Carlos Acevedo, experto en espionaje en redes sociales y ser dueño de Portales como Los Grillos, además de trabajar directamente en CGCS, pero sus titulares niegan rotundamente que este tipo labore en dicha dependencia estatal. Y otro más, es Mariana Contreras Viveros, hija de la reina de los tamales electorales y Presidenta del Instituto Electoral Veracruzano (IEV) Carolina Viveros Hernández, quien entró a laborar a dicha dependencia como Directora de Publicidad Social, gracias a su mentora María Gina Domínguez Colío.

 

Contacto:

claudiaguerreromtz@nullgmail.com

Visite: www.periodicoveraz.com

Twitter: @cguerreromtz