Marco Antonio Aguirre Rodríguez
06 de enero de 2015
  • ¿PAN, el partido fuerte?
  • Xalapa: ¿Orden al desorden?

Este lunes se vio la debilidad política de Javier Duarte frente a los poderes centrales del gobierno y del PRI. En los primeros momentos anunciaron los duartistas que de sus filas saldrían candidatos para 19 de los 21 distritos electorales federales de Veracruz.

Por lo pronto para Xalapa urbano, se van formando ya en la linea de competencia Carlos Luna Escudero, quien fue invitado por un grupo de panistas de la capital y de la dirigencia estatal para contender; su registro, cumpliendo con los requerimientos del PAN de presentar el 10% de las firmas de los militantes activos del distrito, se espera para el miércoles 7 de enero; la contienda interna la hará contra Ulisés Chama Contreras, quien en varias ocasiones ha buscado ser candidato a diversos cargos, pero siempre se ha quedado en la raya; sus anteriores busquedas las hizo bajo el cobijo de los Yunes azules, pero ahora comienzan a vincularlo con Palacio de gobierno y como pieza contra un candidato que si puede crecer y ganar.

Por el lado del PRI la renuncia de Elizabeth Morales lo único que mostró fueron dos cosas:

  1. Que quiere ser la candidata a la diputación por Xalapa urbano
  2. Que carece de seguridad de que le vayan a dar la nominación.

De tener confianza de que tan sólo podrá competir para buscar la nominación por el PRI su lenguaje hubiera sido distinto. En su renuncia presentada el 5 de enero sólo dijo que lo hace “para estar en condiciones de continuar con otros proyectos en donde pueda ser útil a la sociedad veracruzana”, para “meditar” si participa en el proceso interno.

¿Cuáles otros proyectos?, ¿cuál utilidad a la sociedad veracruzana?

Y esa palabra “meditar” es la que da la pauta para saber que la posibilidad de ser candidato a la diputación por el PRI, todavía es lejana.

Si estuviera segura no hubiera hablado de “meditar” si no de “preparar” la postulación.

Por lo pronto en el PRI estatal queda Alfredo Ferrari, un operador político que ha dado muestras de capacidad aún en condiciones en contra, quien también manejo el fondo del Dos por ciento a la nómina, durante varios años.

Alfredo Ferrari, priista de viejo cuño, tiene contacto con diversos grupos de su partido por todo el estado.

Pero en ese partido hay una pregunta ¿tendrán injerencia en las campañas de sus candidatos o los dejarán al garete porque no son parte de la cuadra de Javier Duarte?.

En cambio por Xalapa rural Adolfo Mota parece estar firme en la posibilidad de ser candidato, pero sobre todo porque sus amarres para obtener la posición los hizo en México, en corrientes afines a la dirigencia nacional, entre ellas Emilio Gamboa Patrón.

Adofo Mota sufrió un golpeteo terrible desde el interior del gabinete de Javier Duarte, sobre todo por parte del Secretario de Gobierno, Erick Lagos, quien impulsaba a Erika Ayala. Así que en términos llanos, la nominación de Adolfo Mota puede considerarse como un punto que no le corresponde a Javier Duarte, si no que incluso es contrario a sus intereses.

Lo que sí es que Adolfo Mota quedará con los rencores que muchos profesores traen atorados, tanto por la reforma educativa, como por los descuentos en sus pagos que no se reflejaron en los creditos que adquirieron, como en las promesas de casas habitación que nunca llegaron, además de los sinsabores que muchos de los miles de empleados de la SEV todavía tienen por las retenciones de sus salarios o incluso hasta la reducción y por el aguinaldo postergado y entregado lentamente, como hilo de agua escurriendo de una llave sin presión.

Pero Adolfo Mota es más que institucional y cerró el ciclo con una carta en la que le da las gracias al gobernador y al magisterio. ¿En verdad pensará que puede ganar una elección en Xalapa mostrándose como cercano al gobernador?, ¿desconocerá las encuestas que muestran al PRI en tercera opción?

Por lo pronto ya se dice listo para inscribirse el miércoles 7 de enero a las 9:45 de la mañana en la sede del PRI, probablemente con toda la parafernalia para mostrar capacidad de acarreo inicial.

En cambio los otros dos funcionarios que renunciaron al gobierno de Javier Duarte para buscar la candidatura, están igual que Elizabeth Morales, en la esperanza de que finalmente les digan que sí: Erick Lagos y Alberto Silva.

Ellos todavía no tienen seguro el que se vayan a registrar, pero dejan el puesto por si les llega la oportunidad, sin embargo, aun cuando lleguen sólo Alberto Silva es triunfo de Javier Duarte, para quien el gobernador ha hecho todo porque sea quien le suceda en el puesto.

En cambio Erick Lagos, está más apegados al exgobernador Fidel Herrera.

¿Y todos los demás que iban a dejar los puestos?. Ninguno, finalmente, tiene posibilidades de ser nominado.

A menos que consigan un milagro de Reyes Magos.

 

DEFENDER LAS AREAS VERDES.

El alcalde de Xalapa, Amérizo Zúñiga, está dispuesto a interponer una denuncia contra el Frente de Defensa Popular (Fredepo por su acotación) al haber invadido el area verde la colonia Zipor, supuestamente reclamando espacios para establecer viviendas.

“La ocupación ilegal es una prioridad nuestra evitarla”, afirmó Zuñiga.

Lo importante en este caso es la defensa de areas comunes, que son de todos.

Xalapa es una sociedad que ha crecido en el desorden; hacer respetar un poco de urbanismo es algo que hace falta.

Vaya, pues, un poco de orden en medio de tanto desorden con el que ha credio la ciudad.

 

LOS CENTROAMERICANOS SIGUEN. Un grupo de extrabajadores de la organización de los Juegos Centroamericanos volvieron a protestar porque no les pagaron.

Los organizadores de los Centroamericanos contrataron (o crearon) una empresa para dar un servicio de apoyo, la cual a su vez contrató a varias personas para que hicieran el trabajo, pero a las cuales nunca les pagaron.

Hoy el Comité organizador de los Juegos hace oidos sordos, probablemente por las complicidades con la empresa fraudulenta llamada Genera Producciones.