Por Hilario Barcelata Chávez 
13 de enero de 2015

El Presupuesto de Egresos de Veracruz para 2015 es de 102,574 millones de pesos (mdp). Ese monto incluye los recursos que el gobierno estatal recibe de la federación para que sean entregados a los municipios para que los gasten por su cuenta, los cuales suman en total 16,799 mdp. Esto significa que en realidad el gobierno estatal soló tendrá disponibles para su gasto un total de 85,774 mdp.

Sin título

Al analizar la estructura del presupuesto estatal, se observa una distribución que resultará sumamente ineficiente en términos de su capacidad para generar algún impacto en el desarrollo del estado. En primer lugar porque el gasto corriente, es decir, el que se destina a la operación del aparato gubernamental (Servicios Personales, Materiales y Suministros, Servicios Generales, Transferencias Asignaciones, Subsidios y otras Ayudas) suma un monto de 67,119 mdp, lo cual representa el 78% del total del gasto que ejercerá el gobierno estatal.

Sin título

En cambio sólo destinará a Inversión Pública un monto de 9,856 mdp, esto es, el 11.5% del total mientras que para el pago de la deuda pública se utilizarán 4,770 mdp, esto es 5.6% del total del presupuesto, lo cual representa históricamente, el monto más alto que se nunca antes se haya destinado para pagar la deuda pública en el estado, de una magnitud tal que equivale a la mitad de los recursos que se destinarán a obra pública.

Sin título

Otro aspecto que define una extrema debilidad del Presupuesto de egresos para potenciar el desarrollo estatal es el escasísimo recurso que se destinará precisamente al desarrollo económico, para cuyo programa sectorial se asignan apenas 109 mdp, esto es un ínfimo 0.13% del total del presupuesto estatal, por lo que este rubro ocupa prácticamente el último lugar en cuanto a las prioridades del gobierno estatal lo que sin duda impide impulsar el crecimiento de la economía veracruzana. 

Sin título

Para dimensionar la pobreza del presupuesto, la ineficiencia de su asignación y observar en donde están las prioridades del gobierno estatal, obsérvese que el presupuesto para Comunicación Social es de 305 mdp, esto es, tres veces mayor que el destinado al desarrollo económico, mientras que el gasto para el pago de la deuda es de 4,770 mdp, esto significa que para ese rubro se destinan recursos 43 veces superiores que los destinados al impuso de la economía estatal.

Sin título

Finalmente puede observarse que el “Presupuesto para funciones productivas” es de 2,969 mdp, de los cuales 1,769 corresponde al gasto que se realiza en infraestructura y obras públicas, 841 en Desarrollo Agropecuario, rural y pesca, 249 en Turismo y Cultura y 110 mdp en Desarrollo económico y portuario. Aunque vale la pena decir que estos son los presupuestos para cada una de esas dependencias de gobierno, y que buena parte de esos recursos se utiliza para cubrir el pago de sueldos y salarios, quedando muy poco para inversión productivas. Como sea, incluso en esta clasificación, los recursos para el rubro “desarrollo económico” siguen ocupando el último lugar.

Sin título

Es bastante evidente que el presupuesto de 2015 no tendrá efectos sobre la economía veracruzana, muchos menos este año de grandes adversidades económicas. Falta visión, falta estrategia y falta talento. hbaracel@nullhotmail.com