El fracaso por malos manejos de los recursos destinados a la Educación en México obligó a que nuevamente la Federación concentre la responsabilidad de pagarle al gremio magisterial, todo porque los gobiernos estatales no rindieron buenas cuentas en ese rubro. Por esta razón la Secretaría de Educación Pública pagará la nómina magisterial a través del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo. El desconocido número de aviadores y maestros que cobran sin trabajar, entre otras razones obligó a concentrar esa función; habrá que esperar sus resultados pues se trata de una nómina monstruosa por el número de trabajadores que enlista. Corrupción e ineptitud pudieran ser desterrados en el nivel de gobierno estatal, ojala no los aumente en el federal.