La exigencia de completar el 3% de la votación general trae a los partidos “chicos”, y especialmente a los de nueva creación en un verdadero problema de subsistencia, porque de no conseguirlo desaparecerán en automático de la nómina de las prerrogativas que dadivosamente se entrega a los partidos políticos, sin importar tamaño o color. Es el caso del Partido Encuentro Social (PES) que anda en pláticas con Carlos Villagrán para lanzarlo como candidato en el estado de Querétaro. Tal vez el nombre  de Villagrán por sí no le diga nada, pero se trata del alter ego de “Quico” el famoso personaje del exitoso programa televisivo El  Chavo del 8 y podría arrimarle al PES unos cuantos votos de los muchos que necesita.