Funeral_Nin771o_Enfrentamiento-5

Salieron la madrugada del 24 de diciembre, al filo de las dos de mañana, cuando la mayoría de las casas de este país se preparaba para festejar la nochebuena.Pagaron una fianza, no se sabe de cuánto, no se sabe tampoco si el dinero salió de sus bolsillos o del erario, al fin trabajadores del estado. Lo único claro es quelos seis policías detenidos como responsables de las agresiones que sufrieron los vecinos de San Bernardino Chalchihuapan, y de la muerte del menor José Luis Alberto Tehuatle Tamayo regresaron a sus casas para pasar ahí las fiestas decembrinas, luego de que el Primera Sala en Materia Penal del distrito judicial de Puebla les modificara la gravedad de los delitos y les permitiera salir bajo caución.

Juan Máximo Jiménez, Francisco López Domínguez, Juan Nava Moreno, Régulo Ramiro Islas, Jaime Santiago Pérez y Luis Bernardo González Santos fueron detenidos el 18 de octubre pasado pues entre las 11 recomendaciones que emitió la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) establecía la necesidad de crear una fiscalía especial para la investigación del caso, de esa investigación, según dio a conocer se dictaron 12 ordenes de aprehensión, seis contra policías estatales y seis contra pobladores de San Bernardino Chalchihuapan, entre ellos el edil auxiliar, Javier Montes Bautista.

Y hasta ahí llegó la información oficial, luego del boletín que emitió el gobierno de Rafael Moreno Valle en el que se aseguró que ya se había cumplido con las 11 recomendaciones de la CNDH, lo que vino de las autoridades fue puro silencio.

Incluso se negaron a hacer público el monto de la sanción que se le impuso al secretario de Seguridad Pública, Facundo Rosas Rosas o el texto de la amonestación que recibió, a pesar de las varias peticiones que se formularon al amparo de la ley de transparencia.

De quién también hubo un total silencio fue de las familias de los policías estatales detenidos, pues no hubo ni manifestación de descontento, ni acercamiento a medios para hacer publico su posición. Una hipótesis planteada por el portal e-consulta y basada en fuentes policiacas señala que hubo un acuerdo con el gobierno del estado para que no se hicieran declaraciones a medios bajo la consigna de que estaría fuera del penal antes de navidad.

Salen los policías, los vecinos de Chalchihuapan se quedan

Según explicó el Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE), los seis uniformados detenidos apelaron a la sentencia que se dictó en el proceso 439/2014 que se sigue en el Juzgado Tercero Penal.

El caso recayó en la Primera Sala en Material Penal del TSJE en donde se consideró que losdelitos imputados a los seis policías, lesiones y falsedad de declaraciones, no fueron cometidos con dolo, al eliminarse esa agravante los delitos son considerados no graves y alcanzan la posibilidad de una fianza.

Y lo mismo sucedió en el delito de homicidio, este achacado a dos de los seis detenidos: Juan Máximo Jiménez, Francisco López Domínguez, que de doloso pasó a culposo lo que también permite obtener la libertad bajo caución.

Según explicó personal del TSJ la decisión de excarcelar a los uniformados no significa que hayan sido exonerados, sino que seguirán el proceso y esperaran una sentencia por los delitos señalados desde la tranquilidad de su hogar.

En cambio, tres de los cinco vecinos detenidos la madrugada del 18 de octubre, Fausto Montes, Vicente Juárez Varela y Florentino Camayo Ponce, acusados de los delitos de privación ilegal de la libertad, homicidio en grado de tentativa, motín y ataques a las vías de comunicación, seguirán encarcelados pues la ruta jurídica que siguieron al pedir el amparo de la justicia federal es más larga.

Las otras dos personas detenidas en Chalchihuapan Álvaro García Xelhua y Raúl Contreras Montes fueron liberados a los pocos días pues los delitos que se les imputaron motín y ataques a las vías de comunicación, son considerados no graves y alcanzan el beneficio de la caución.

Moreno Valle por encima de la ley: Elia Tamayo

Tras conocerse la liberación de los policías Araceli Bautista, madre del presidente auxiliar de San Bernardino Chalchihuapan, criticó el que el Tribunal Superior de Justicia (TSP) haya permitido la liberación bajo fianza de los policías responsables de la muerte de José Luis Tehuatle, mientras mantiene en prisión a su hijo, el edil auxiliar y a otros tres pobladores de la comunidad.

“Cómo es posible que los policías salgan cuando ellos son asesinos, y los compañeros del pueblo y los presidentes no puedan alcanzar fianza. Y salieron todos, pero son dos específicamente los ya se sabe que fueron los que dispararon contra José Luis”.

En un tono muy similar fueron las palabras de Elia Tamayo, la madre de José Luis Alberto: “Los que mataron a mi hijo están en la calle; Moreno Valle siempre habla de no estar por encima de la ley y lo está haciendo contra nosotros, no hay respeto”

Cuestionada sobre la situación legal del edil auxiliar, encarcelado el 20 de noviembre, Araceli Bautista explicó que el 19 de enero tienen programada la audiencia constitucional para definir si la justicia federal le otorga el amparo para que pueda salir bajo fianza, pero que no hay muchas esperanzas pues lo sucedido con los alcaldes auxiliares de San Miguel Canoa y La Resurrección, detenidos también por asuntos políticos es un ejemplo de lo que puede suceder.

“Yo pienso que le va a pasar lo mismo que a los otros presidentes, ganan el amparo y ya cuando están por pagar su fianza ya tienen otra denuncia y no los dejan salir”.

Tomado de: http://www.animalpolitico.com/2015/01/los-policias-acusados-de-la-muerte-de-un-menor-en-san-bernardino-chalchihuapan-puebla-salen-libres/