El lamentable incidente ocurrido el miércoles pasado, cuando los empresarios fueron “invitados” a abandonar las oficinas de la Secretaría de Finanzas obligó a Audirac a convocarlos de nuevo para disculparse y restañar heridas. En la reunión de desagravio todo fue lugar común, lo mismo de siempre: se pagará “en tiempo y forma”, “se revisará caso por caso”, etc. En la reunión estuvo también presente el titular de Desarrollo Económico y de parte de los empresarios toda la plana de las organizaciones empresariales; dicen quienes allí estuvieron que la voz cantante fue la de Juan Manuel Castillo.