Ya de por sí los ayuntamientos veracruzanos andan a la quinta pregunta y ahora a más de un ciento de ellos les redujeron la aportación de recursos federales debido al recorte de ingresos que tendrá el gobierno federal por la baja de los precios del petróleo y por el cambio de fórmula en la distribución de programas en los municipios con mayor marginación; impacta a los ramos 033 y 028 y el recorte asciende a 253 millones de pesos afectando a 103 municipios de la entidad. El embrollo representa menos obras y menos dinero para gasto corriente, lo que implica que si en 2014 apenas salieron con el pago de prestaciones, para el año en curso el panorama se complicará aún más. Xalapa es de los más afectados, pues en 2014 recibió 860 millones de pesos, pero en 2015 serán 785 millones de pesos. En las mismas está Veracruz, que en 2014 recibió mil 112 millones de pesos y este año recibirá mil 37 millones, es decir, 75 millones menos. Igualmente en Coatzacoalcos el decremento será de 68 millones, en Córdoba de 41 millones, Papantla, de 40 millones; la lista es larga y no presagia sino problemas porque la población exigirá el cumplimiento de obras ofrecidas. A cambio, otros municipios serán beneficiados con aumento de participaciones, entre ellos Altotonga, Álamo, Tehuipango, Soteapan, Chicontepec, La Perla, Mecayapan, Hueyapan, Zongolica, Aztacinga, Atlahuilco, Atzacan, Atzalan, Minatitlán, Misantla y varios más de regiones serranas, que se verán beneficiados siempre y cuando la Secretaría de Finanzas no les retenga su dinero.