1-1-d-440x292

MÉXICO, D.F. (apro).- En su jornada de lucha contra el manejo de la nómina por parte de la Federación, maestros de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) tomaron carreteras y gasolinerías, y retiraron cámaras de vigilancia instaladas en la capital de Oaxaca.

Los mentores iniciaron su protesta alrededor de las cuatro de la tarde en los expendios de gasolina localizados en el crucero de Cinco Señores y en el área conocida como Fonapas.

Armados con marros, palos, ganchos de metal y una grúa de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), los inconformes retiraron las cámaras de vigilancia ubicadas en esas y otras gasolineras, así como en las terminales del aeropuerto y de autobuses, y las de diversos centros comerciales.

El vocero de la Sección 22, Mohamed Otaki Toledo, precisó que la decisión de retirar las cámaras se debe a que las imágenes son utilizadas para fincarles responsabilidad a los maestros en cada una de las protestas que se han realizado en la capital oaxaqueña.

Según el dirigente gremial, en la protesta sólo participaron dos sectores la zona de Valles Centrales y los profesores que imparten clases en las escuelas de la ciudad.

Los profesores también bloquearon la Súper Carretera, a la altura de Nochixtlán, y dejaron el paso libre en la vía federal.

Docentes del Valle Central destruyeron un semáforo en el crucero de la calzada Héroes de Chapultepec y Avenida Juárez, conocido como Fonapas, y en ese mismo punto retiraron una cámara de vigilancia del sistema de seguridad de Oaxaca, mientras otro grupo bloqueaba la gasolinera de Cinco Señores.

Un tercer contingente se trasladó a la subestación Sur del Cuerpo de Bomberos, donde robaron un camión que se utiliza para el auxilio de la sociedad, y uno más retiró las cámaras de vigilancia frente a Ciudad Universitaria.

El director del Heroico Cuerpo de Bomberos en Oaxaca, Manuel Maza Sánchez, condenó la acción de los maestros, quienes, dijo, amedrentaron al personal y agredieron a dos mujeres bomberas que se encontraban en la cabina.

“Treinta cobardes encapuchados encararon al resto del personal que se encontraba en el aula recibiendo capacitación y la amenaza fue que se llevaban el vehículo por la buena o a garrotazos”, señaló en entrevista.

De acuerdo con Maza Sánchez, la camioneta robada está equipada para atender el combate de abejas o fugas de gas, entre otros auxilios.

Los maestros, añadió, también se llevaron seis escaleras para la atención de los incendios, mismas que ocuparon para el retiro de las cámaras de seguridad.

Durante la protesta, un grupo de profesores golpeó a Andrés Amador Gamboa Velasco, conductor del autobús urbano 070 de la línea Choferes del Sur, cuando le pidieron bajar el pasaje de su unidad y entregarla.

De acuerdo con reportes de seguridad, el conductor se rehusó en un primer momento y lo acusaron de querer arrollar a los profesores que protestaban, por lo que lo bajaron por la fuerza y lo golpearon.

Luego del incidente, a la altura de Plaza Oaxaca, los agresores trasladaron el vehículo al crucero de Cinco señores, donde había otra decena de autobuses de transporte público con los que bloquearon dos de los carriles del periférico.

Las protestas de los mentores en Oaxaca se realizaron mientras compañeros suyos se encontraban reunidos en la capital del país con representantes de la Secretaría de Gobernación para tratar el tema del pago de la nómina magisterial.

Tomado de: http://www.proceso.com.mx/?p=392974