La Federación Internacional de Periodistas (FIP) informó que en 2014 perdieron la vida de manera violenta 118 comunicadores en el ejercicio de su trabajo. En este renglón nuestro país figura en lugar destacado, el número ocho, y el dos en América, con cinco asesinatos. En esa lista non grata aparece la entidad veracruzana pues la FIP incluye los homicidios de Gregorio Jiménez de la Cruz, de Notisur; de Jorge Torres Palacios, de El Dictamen, de Octavio Rojas Hernández, de El Buen Tono.