“The Guardian”, sobre la desaparición del periodista Moisés Sánchez Cerezo: “Veracruz es uno de los estados más peligrosos de México para los periodistas, de acuerdo con CPJ. Desde 2011, al menos tres periodistas han sido asesinados por su trabajo. El Gobernador Javier Duarte ha tratado de minimizar cualquier vínculo entre las muertes de los periodistas y su trabajo”. (sin embargo.com)