Mientras el gobernador pide a los periodistas que “no coman ansias” por conocer el nombre de los funcionarios que van a buscar una diputación, una familia de Veracruz vive el drama de un esposo y padre de familia desaparecido, en este caso se trata del periodista José Moisés Sánchez Cerezo quien la noche de ayer fue sacado con violencia de su domicilio por un grupo armado. La reacción social ha sido inmediata a través de redes sociales exigiendo al gobierno de Duarte una pronta intervención en este asunto que viene a confirmar la mala fama que nos cargamos en Veracruz respecto de la inseguridad para los agentes de la información.