1-Period

Ciudad de México, 10 de enero (SinEmbargo).– Periodistas de distintos medios de comunicación del estado de Nuevo León realizaron una protesta por la desaparición del periodista Moisés Sánchez Cerezo, quien fue raptado de su casa por un grupo armado el pasado 2 de enero en Medellín del Bravo, Veracruz.

Con mantas y coronas de flores, los comunicadores se congregaron en el Homenaje a la Libertad de expresión de la Macro Plaza de Monterrey, para exigir al Presidente Enrique Peña Nieto la aparición con vida de su colega veracruzano y frenar los crímenes contra la prensa.

Algunos de los manifestantes se identificaron como parte del colectivo Red de Periodistas del Noreste.

“Javier Duarte hazte responsable de la muerte de periodistas. Ya van 16″, dice uno de los mensajes escrito en las mantas.

La tarde del viernes 2 de enero, Moisés Sánchez Cerezo se encontraba dormido en su casa. Un grupo de al menos nueve hombres armados arribó a su domicilio a bordo de tres automóviles, tres de ellos entraron hasta su cuarto y se lo llevaron, relató su hijo Jorge Sánchez.

Su caso ha movilizado a los periodistas veracruzanos y de varias ciudades del país. Hace casi un año también hubo protestas para exigir la aparición con vida del periodista Gregorio Jiménez, secuestrado por hombres armados en su domicilio el 5 de febrero de 2014. Seis días después, el 11 de febrero, esos reclamos arreciaron luego de que la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) informó el hallazgo del cuerpo del comunicador en una fosa clandestina.

El hijo de Sánchez Cerezo detalló que su padre fue secuestrado alrededor de las 19:30 horas, junto con su computadora, su cámara fotográfica y varios celulares.

“Todo fue tan rápido pero sabemos [que se lo llevaron] por su trabajo periodístico, porque se lo llevan con su equipo y no se llevaron dinero ni nada”, denunció Jorge Sánchez.

Ayer, le dijo a su tío Juan Carlos Sánchez Cerezo que el cuerpo hallado en los límites de Paso del Macho y Soledad de Doblado no corresponde a Moisés Sánchez.

“Por ADN y el cuerpo no corresponde a Moisés (…) A mi sobrino ya le había hecho el examen y paso a ver el cuerpo”.

Moisés es, hasta el momento, el quinto periodista desaparecido en Veracruz, y el cuarto en lo que va de la administración del Gobernador priista Javier Duarte de Ochoa.

De acuerdo con la organización internacional Artículo 19, del 2000 a la fecha en Veracruz se ha asesinado al menos a 15 periodistas, homicidios que podrían estar relacionados con la labor periodística de las víctimas.

Durante el mandato del priista Javier Duarte de Ochoa, la situación se ha agravado. Artículo 19 contabiliza los homicidios de 10 periodistas de diciembre de 2010 a la fecha.

VEA LA INFORMACIÓN EN:

http://www.sinembargo.mx/10-01-2015/1214527