Fue puro cuento aquello del incremento anual único al precio de la gasolina porque ahora Hacienda informa que se harán los ajustes necesarios al precio de los hidrocarburos, es decir para nada es descartable otros aumentos a gasolinas y diésel. La razón, dice el Acuerdo de Hacienda, es la volatilidad de los precios internacionales de las gasolinas; si sube el precio de la gasolina en los Estados Unidos subirá su precio en México, si bajan los precios en los Estados Unidos, en México quien sabe.