Desde el punto de vista de la vialidad Xalapa es una ciudad colapsada; desde la perspectiva de las finanzas públicas el gobierno del Estado está a punto de colapsar, ese panorama es aterrador al menos para la población de la capital del estado y en toda la entidad. Una preocupante muestra se vivió la mañana de este día cuando trabajadores de diversas dependencias de gobierno salieron a protestar por la falta de pago de la  primera quincena del año y del bono de despensa; por tal motivo las avenidas Lázaro Cárdenas en diversos tramos y Ávila Camacho fueron cerradas a la circulación por empleados de gobierno para exigir su salario. El tesorero del gobierno ya anunció que se había depositado el salario de los empleados; sin embargo, el suceso deja una impresión muy negativa en la ciudadanía sobre lo que en el gobierno del Estado, ¿dimensionarán en las esferas de la administración gubernamental el tamaño del problema al que se enfrentan?