Foton-Motors

Por Miguel Angel Cristiani
14 de enero de 2014
Ahora que Ramón Ferrari Pardiño, ha regresado a despachar en la secretario de Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca Sedarpa resulta conveniente, que los señores y señoras diputados lo invitaran a comparecer ante esa soberanía popular, para que explique los propósitos y las razones que motivaron la construcción del llamado Agrocentro Siglo XXI –mejor conocido como El Armadillo– que requirió de una inversión multimillonaria pero que nunca funcionó con tal fin.
Hay que recordar que fue precisamente en la anterior ocasión en que Ramón Ferrari Pardiño ocupó la titularidad de la secretaría de Desarrollo Agropecuario, en la administración del ex gobernador Miguel Alemán Velasco, cuando se llevó a cabo la construcción de las modernas instalaciones que deberían de operar como un centro de distribución y comercialización de productos agrícolas. No obstante la multimillonaria inversión que se realizó, el Agrocentro Siglo XXI nunca entró en operaciones.
Ahí quedó el enorme edificio, a un costado de la carretera Xalapa-Veracruz en el municipio de Puente Nacional, que por su semejanza con el caparazón de un armadillo, la gente lo empezó a llamar El Armadillo.
Durante todo el sexenio del gobernador Fidel Herrera Beltlrán, nunca se le dio el uso a que estaba destinado, únicamente en una ocasión, fue utilizado como bodega para almacenar las cientos de toneladas de alimentos y víveres que fueron donados por la sociedad civil en apoyo a los damnificados por un huracán, pero que como no fueron enviados a los damnificados oportunamente, terminaron por descomponerse en su interior.
Faltando pocos días para concluir la administración que encabezó Fidel Herrera Beltrán como gobernador del estado, el 16 de noviembre, en las últimas horas de que lo que denominó el “pinche poder” entregó las instalaciones del Agrocentro Siglo XXI a una empresa china Foton Motors, que supuestamente habría de instalar una planta para producir tractores agrícolas y camiones ligeros, que habrían de beneficiar a los campesinos veracruzanos y generaría empleos.
Aunque el Congreso del Estado aprobó en su momento la entrega del edificio y los terrenos que ocupa el Armadillo a la empresa privada china Foton Motors, no se supo específicamente en que consistiría el beneficio a los productores del campo veracruzano.
Hasta la fecha, El Armadillo sigue siendo un gigante elefante blanco, las instalaciones multimillonarias están sin actividad, pero ahora ya en propiedad de una empresa china de que con el cuento de fabricar tractores, se adjudicó una propiedad del estado de Veracruz y de los veracruzanos, que debería de ser reclamada por el Congreso Veracruzano, para que tenga alguna utilidad real para los campesinos.
Contacto:
Twitter: @bitacoraveracru 
Facebook: Miguel Ángel Cristiani G.