El trampolín político de Veracruz está muy ocupado por una clase política que hace su agosto buscando seguir en el presupuesto, parece que se ha percatado que es el mejor camino para no trabajar y disfrutar de las canonjías del poder. A los ya varios chapulines políticos hay que agregar también a Renato Tronco, a quien el Movimiento Ciudadano abre las puertas y lo hará su candidato a diputado por el Distrito de Coatzacoalcos, allí se dará un duelo entre chapulines pues el candidato del PRI es otro saltarín porque al igual que Tronco es diputado local con licencia. Pero Renato Tronco va más allá, desde ahora se está apuntando para en 2016 buscar el gobierno del Estado: “En la chiqui gubernatura pudiéramos tener la oportunidad varios, si el señor cree que nada más él puede pagar la campaña, nosotros los ganaderos también podemos pagar la campaña (…) claro que podemos, hasta le pregunta ofende y, digo ofende porque ante los ejemplos y ante la triste realidad que vive Veracruz, aquí  cualquier tonto puede ganar”, dijo a alcalorpolitico.com. Tronco asegura que él no es Chapulín, a pesar de haber transitado por las siglas del PRI, del PAN, del Verde Ecologista y ahora, quizá eventualmente, en Movimiento Ciudadano; para no contradecirlo digamos que es polifacético.