Mientras el gobernador del Estado asevera que el desaparecido en Medellín de Bravo, Moisés Sánchez no es reportero sino “conductor de taxi y activista vecinal”, diversos medios de información locales como alcalorpolitico.com. gobernantes.com etcétera lo identifican como reportero, de igual manera se publica la nota en El Universal y Milenio. En realidad lo que importa es encontrar con vida a Moisés Sánchez cuya desaparición configura un delito pues fue sacado violentamente de su domicilio y la autoridad tiene la obligación de investigar el caso. En cuanto a lo político, la noticia ya trascendió los límites del Estado y señala una raya más al tigre.