Anilú 1

La diputada Anilú Ingram Vallines pidió licencia a la diputación local para contender por una candidatura a diputada federal, traicionando su propio compromiso, suscrito ante Notario Público, de concluir su periodo de tres años en el Congreso local, si obtenía, como lo logró, el triunfo electoral.

Como candidata de la coalición Veracruz para Adelante a la diputación local por el distrito XX, Anilú Ingram Vallines, firmó ante Notario Público el compromiso para que, si lograba obtener una curul en el Congreso local, concluyera el periodo de 3 años para defender los intereses de los veracruzanos.

 “Hago el compromiso ante ustedes los ciudadanos que, de contar con su preferencia y su voto este 7 de julio, yo, Anilú Ingram, trabajaré los 1,097 días como su representante en el Congreso. Voy a cumplir íntegramente con mi mandato”, subrayó.

 Incluso, la abanderada de la coalición Veracruz para Adelante en el distrito XX, dijo que este compromiso no sólo se centraba en su permanencia para el periodo completo, sino que además representaba su palabra empeñada de ser una legisladora con una alta productividad.

 Para ello, se dijo dispuesta a gestionar ante todas las instancias los recursos necesarios e impulsar las iniciativas que representaran la oportunidad de propiciar óptimas condiciones de bienestar y desarrollo para todos los veracruzanos.

 “Trabajaré tocando puertas ante el gobierno del estado, ante el gobierno federal, ante las organizaciones no gubernamentales, ante organismos internacionales, para traer recursos que se conviertan en más obras y servicios para Veracruz. En programas para el beneficio de la gente”, sostuvo.

 El compromiso para trabajar desde el Congreso los mil 097 días que durará la Legislatura es parte del esfuerzo que deben realizar los integrantes de una nueva generación de jóvenes que buscan dignificar la política, aseguró.

 Anilú firmó este compromiso apenas en su segundo día de campaña, ante el titular de la Notaría Pública número 59, Israel Ramos Mange.

Hoy, la ex reina del Carnaval porteño se olvidó de su palabra empeñada, de su compromiso escrito ante fedatario, de sus promesas de gestión por obras y servicios y de la alta productividad que ofreció como legisladora, y que ella misma propagó además en su cuenta de Twitter.

Anilú