Dinero para el sector salud siempre lo ha habido, lo demuestra la distribución del presupuesto de egresos en el que este sector figura entre los prioritarios, así ha sido en Veracruz y en tiempos del gobernador Alemán Velasco dio fe en el impulso sin precedente que se le dio a la infraestructura física. El Centro de Cancerología de Veracruz es una muestra de sensibilidad humana y política, que tal significa edificar un espacio de atención al cáncer con los adelantos de la ciencia y la tecnología para la población que carece de seguridad social, a la vez la más menesterosa en la entidad. El CECAN atiende a gran número de niños con cáncer y mujeres que combaten el cáncer de mama y el cervicouterino; allí se han salvado muchas vidas porque se tuvo la atención oportuna. Pero el CECAN requiere de mayores apoyos, porque la demanda es intensa y los aparatos resultan insuficientes y no pocos carecen de mantenimiento adecuado. Por decreto lo ascendieron a INSTITUTO, pero eso es una gran simulación porque no reúne los requisitos ni las características que así lo acrediten. Ojala alcance pronto ese rango, aunque desafortunadamente no es asunto de simple deseo sino de cumplir con las normas establecidas para conseguirlo. Los beneficiarios lo agradecerán.