El comentario que hace el Delegado de la Sagarpa en Veracruz acerca de la posibilidad de un clúster agroalimentario en el sur de la entidad, quizá en Ixhuatlán del Sureste, no deja de ser solo un buen deseo. Es decir nada hay en concreto que sugiera la idea de un proyecto definido, con el recurso disponible y con fecha específica para iniciarlo. Debe suponerse que no existen estudios para soportar esa intención porque se ignora el número de productores y el número de hectáreas susceptibles de emplearse para el proyecto. Lo seguro de lo que informa es que para este año se ejercerán 3 mil 200 millones de pesos para este sector tan importante que requiere de un verdadero impulso para salir adelante.