La universidad no tiene liquidez económica porque la Secretaría de Finanzas no les sitúa los depósitos que requiere, esta es la causa por la que no ha podido pagar oportunamente el sueldo a sus trabajadores. El SETSUV acaba de emplazar a huelga en la revisión del contrato de trabajo y la rectora no descarta un aumento salarial del 4% aproximadamente, como en la UNAM, aunque como se advierte la situación será muy difícil cumplir a tiempo con las prestaciones de ley.