La propuesta de la Coparmex del Distrito Federal ha venido cobrando adeptos entre los empresarios de otras entidades pues a la promoción del DF se han sumado las Cámaras empresariales del Estado de México, Puebla e Hidalgo, inconformes por la actitud de políticos que teniendo un cargo de elección popular lo abandona para treparse a otro mediante el voto ciudadano. En el Distrito Federal quien estimuló a los empresarios fue nada menos que el dirigente del PRD en esa entidad, queriendo poner un alto a esa campaña solo avivó el fuego. Ahora los empresarios avisan que promoverán una ley que evite el trapecio de un cargo a otro sin concluir el primero. Lo risible es que el dirigente del PRD en el DF se muestre indignado: ”Se nos trata de estigmatizar y se nos ponen sobrenombres diciéndonos de manera vulgar ‘chapulines”, ¿pues qué otro calificativo merecen? ¿Irresponsables? ¿Voraces? ¿Vividores de la política? Es mejor que la dejen allí, aunque quizá los que protestarán serán los chapulines, que se preguntarán ¿y yo por qué?