El drama por el que pasan los trabajadores del SASM jamás lo imaginaron, si bien sabían de los “raros” manejos en esa dependencia; a mediados de enero aun no reciben su aguinaldo y no hay para cuando pues la administración está quebrada y no puede conseguir los 60 millones de pesos que adeuda a casi mil trabajadores. Depende de la posibilidad que el gobierno del estado les apoye con algún recurso, pero se arriman a un árbol que no da sombra porque anda en las mismas.