La verdad, Osorio Chong merecerá un monumento a la eficiencia si logra establecer las condiciones para que se celebren en junio próximo las elecciones en los Estados de Guerrero y Michoacán, para el relevo de gobernadores y diputados federales. Aunque la responsabilidad de organizar las elecciones corresponde al Instituto Nacional Electoral (INE), pues por ley es el órgano encargado de proporcionar todos los elementos que cubren un proceso electoral, toca a la Secretaría de Gobernación acondicionar el entorno social y político para que el proceso electoral transcurra en paz y calma. Si bien las condiciones de inseguridad e incertidumbre que prevalecen en Michoacán y en Guerrero permitirían suscribir no pocas complicaciones, Osorio Chong asegura que sí habrá elecciones y en ese ramo tiene la sartén por el mango. Si lo logra, nuestros respetos, se habrá ganado, sino el cielo, sí una buena porción futurista.