Más de la mitad de los ayuntamientos veracruzanos han sufrido severas rebajas en su presupuesto para el ejercicio 2015, Cuichapa, Papantla, Orizaba, Córdoba, entre otros muchos padecerán enormes problemas económicos-administrativos porque rebajaron sustancialmente sus presupuestos, ya de por sí menguados por las ministraciones espaciadas que les hace la secretaría de finanzas del gobierno del estado. Si 2014 estuvo mal, el año que inicia no se advierte mejor.