El Plan de Desarrollo Municipal presentado por el Ayuntamiento de Colipa está tan bien diseñado que de inmediato salta el interrogante ¿es para Colipa? Y no porque este municipio no lo merezca o no pueda elaborar un buen plan de desarrollo, sino que simplemente está fuera de contexto, produce la idea de una desproporción similar a la de un Plan de Desarrollo de Guadalajara o Puebla con Xalapa, por ejemplo. Pero el hecho de que el ayuntamiento de Colipa haya presentado un Plan de Desarrollo para un municipio ideal no es lo que más debiera importar, porque en última instancia una enorme proporción de esos planes jamás se cumplen, se presentan solo para cumplir un requisito y la autoridad encargada de darle seguimiento a su implementación tampoco cumple. Ese es el problema, la simulación; da igual un Plan producto de un plagio que uno bien diseñado ad hoc a las circunstancias de un lugar porque ninguno se cumple, no se sabe que haya evaluaciones periódicas sobre su avance o se extienda alguna reconvención porque las acciones no se ajustan al plan, todo es al ahí se va.