En su informe, Gerson Morales, alcalde de Yanga, aprovechó para aclarar a los medios que se interesaban por conocer la razón de utilizar dos automotores de lujo como patrullas de policía: un Camaro y una Cheyenne, cuyo valor asciende a un millón 50 mil pesos y sirven para que la policía del lugar recorra la población en labores de vigilancia. A la pregunta del por qué autos tan lujosos contestó que había sido a sugerencia de la Marina debido a que son autos veloces y sirven para perseguir con éxito a los criminales. Yanga tiene solo 32 millones de presupuesto y el costo de las patrullas va con cargo al Fondo de Aplicaciones para el Fortalecimiento Municipal (Fortamun)