Como la esperanza muere al último, los empresarios veracruzanos asisten este lunes, una vez más, a reunirse con funcionarios de la Secretaría de Finanzas del gobierno del estado para ver lo relativo a los adeudos que tiene el gobierno para con ellos. Pero se les está acabando la paciencia porque ya son meses y hasta años que viven en la incertidumbre, particularmente los del ramo de la construcción, como los asegura el presidente de la CMIC, zona centro, Rafael Fentanes: “Hacemos alguna declaración y Gobierno del Estado reacciona, nos promete y nos estamos otro rato a paguitos y nos vuelve a incumplir, hasta llegar a la desesperación de los afiliados, a niveles altos”. Tal ha sido el vía crucis de los empresarios veracruzanos en su relación de negocios con el gobierno del estado.