Una “zafra catastrófica será la de este año, según Ángel Gómez Tapia, presidente nacional de Productores Rurales en Veracruz, así lo considera por los bajos precios del azúcar y la reducida producción en el campo. Adicionalmente, afirma, el rendimiento por hectárea ha venido a menos haciendo poco rentable el cultivo de la caña, con lo que se aplica un mazazo más a la alicaída industria azucarera, que otrora fue uno de los impulsos más importantes del desarrollo económico de México.