El periódico en línea, sinembargo.com,  publica:  En El Universal, la periodista Katia D’Artigues, escribe que: “ahora resulta que José Murat —el ex gobernador balconeado por The New York Times— es casi una víctima. Como represalia por su gestión como promovente del Pacto por México (nótese que el Presidente lo necesitaba) hay intereses que lo quieren golpear. ¡A él! […]. Murat, por cierto, usa el mismo argumento (distracción por afectar “intereses poderosos”), que han dado Aurelio Nuño y Luis Videgaray en otras entrevistas…. Nuestro gobierno o bueno, no, digamos que Murat se ha amloízado. ¿Es un compló internacional? ¿Usted lo cree? Si es así, ¿cómo le hacemos para investigar? ¿Alguna otra razón para echar ya a andar el Sistema Nacional Anticorrupción? ¿Cómo se investiga si no el tema y los posibles recursos de un personaje que no es funcionario público pero sí ex gobernador?”.