Como se recordará, el año pasado el alcalde de Soledad Atzompa y otros más de la Sierra de Zongolica armaron un tremendo bloqueo en la autopista Orizaba-Córdoba, después de muchas horas de negociaciones se firmó la tradicional minuta en la que se establecieron los compromisos a cumplir por parte del gobierno. Como para enero aun no veían claro los alcaldes protestaron y se les atendió el 27 de ese mes para ratificar los compromisos. Ayer hubo otra reunión con el alcalde de Soledad en las oficinas de Buganza, que sabe muy bien hasta dónde podrá traducir en hechos esos compromisos, y tendrá que ingeniárselas para alargar los acuerdos en el papel porque difícilmente se cumplirán, mientras sólo jarabe de pico, pero ¿hasta cuándo?