Se le han acabado los argumentos a la Secretaría de Finanzas para mantener bajo control a sus acreedores, cuyo número va en aumento porque ahora se suman a la protesta alcaldes surgidos del partido Alternativa Veracruzana reclamando el pago de las participaciones a las que tienen derecho. La desesperación es evidente y permite al dirigente del AVE advertir que traerá tres mil personas a manifestarse a la Secretaría del recurso público. El caso es que son 15 alcaldes los que se manifestaron junto con el AVE porque las participaciones no les han sido entregadas, a pesar que la federación ya envió el dinero. Amenazaron con tomar “decisiones dolorosas”, sin definir cuáles serían estas, a ver si no resultan como el parto de los montes.