Al fin, las Comisiones Unidas de Hacienda, Puntos Constitucionales y Estudios Legislativos de la Cámara de Senadores aprobaron el dictamen de Disciplina Financiera para Estados y Municipios que prohíbe el endeudamiento excesivo de estados y municipios, sin duda una medida necesaria y urgente porque ya están al borde del abismo crediticio. Esta iniciativa maniata a los propios Congresos locales, muchos de los cuales actúan como simples títeres de los gobernadores a los que autorizan, servilmente, endeudamientos de manera indiscriminada; ya no habrá más deuda para pagar gasto corriente, y sí mayor fiscalización en el manejo del recurso público. En este proceso legislativo, uno de sus impulsores de mayor relevancia ha sido el senador José Yunes Zorrilla, que en su carácter de presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Senadores aportó elementos de importancia para su aprobación. Ojala cuanto antes se vaya al pleno y que su colegisladora apruebe este dictamen, que vendrá a poner un hasta aquí al indiscriminado uso del endeudamiento en Estados y municipios, como fácil recurso por obtener dinero fresco, pero muy caro.