En el hidalgo pueden observarse esos aires altaneros y orgullosos,

que llegan hasta la brusquedad, Engreídos de su alcurnia, que

están siempre dispuestos a probar, desprecian todo cuanto no

tienen la misma condición

Jakob Mauvillon 1740

¿Qué le pasó a Xalapa? Es extraña la situación de la ciudad,  que pasó de ser uno de los primeros ayuntamientos galardonados por sus prácticas de transparencia, para ocupar, el primer lugar en la opacidad del territorio nacional. En conclusión, ser y parecer no es lo mismo. ¿Por qué entonces aparentar lo que uno no es? Eso es auto engañarse, no importa que afuera se presuman sus datos abiertos ¿Será por eso? Porque adentro, déjeme decirle que la puerta sigue cerrada a la transparencia.

El portal de trasparencia del ayuntamiento de Xalapa sigue sin dar conocer los sueldos y prestaciones de los empleados de confianza, una de las posibles razones, es lo de moda, el manoseado conflicto de intereses, su nómina oculta de primos, hermanos y cuñados, todos insertos en el presupuesto de la opacidad, lo que sirve para que algunos vivillos directores no cumplan con la obligación alimentaria.¿Lo sabrá la ombudswoman de las mujeres? Sí, me refiero a la primera funcionaria Instituto de las mujeres de ese ayuntamiento. Yo no lo creo.

De ahí que, ante tantos recursos de revisión, por la no entrega de la información, el  regidor del ramo, al que no le gusta rendir cuentas, encontró la ocurrente idea para resolver el problema soltando el borrego orquestador de rumores y ataques personales y mediáticos vs los consejeros del IVAI, como  respuesta  a no apoyar los deseos de  la opacidad municipal del obscuro dúo.

 En las charlas de café, Silem remata  con la  frase  una y otra vez: “El alcalde no funciona”, así, sólo que esta vez fue más lejos. Afirma el edil de la comuna xalapeña que Américo susurra al oído del mandatario la calificación de los nuevos comisionados de la trasparencia. Como se verá, una vez que entre en vigor la nueva ley, veremos cómo lo toma el señor gobernador del estado, después de que a su despacho privado, una de mis fuentes le haga  entrega del expediente de  las mañas que, como se verá,  vienen por genética.

  Salidas y entradas

Se va Mauro Solano Lozano del ayuntamiento. Hombre del sistema, mejor operador y buen conciliador, basta recordar aquella batalla campal con las huestes de líderes de ambulantes de El Dique, donde a punto estuvo de llegar la sangre al río.  Sólo él sabe cuántas cabezas salvó y cuántas hubieran rodado.

Entra Óscar Cruz Alexander, el de Elotlán de los Berros, famoso por aquel incidente en el parque de la ciudad. Cuenta la leyenda que aquel día gris, después de un acto cívico de celebración, Óscar se fue a consumir los elotes de una humilde señora, con otros trabajadores del entonces Departamento de Acción Social del Gobierno del Estado, elotes que se negaron a pagar. Aquel incidente  quedó registrado en los diarios de aquella época. Son pecados de juventud, que seguramente ya superó. Sólo debe recordar que Gutiérrez Zamora no es Xalapa, y que la Dirección de Gobernación no es el Departamento de Acción Social, si no,  basta que le pregunte a Manuel Meza, cuyo paso también fue efímero en esa dirección.

Expediente público.

Por si no se entiende, en el palacio de la opacidad circula  un documento por  todas las áreas municipales de la negativa de cualquier apoyo fuera del horario de oficinas para la candidata a diputada del mismo partido. Lo firma el contralor municipal.

Expediente privado

Me cuesta creer que la familia esté de acuerdo en que la casa del patriarca Don Antonio Chedraui Caram se utilice como una especie de salón de fiestas, que por las noches son muy privadas de la razón.

Expediente Muerto.

Las cosas que son posibles en mundo de caramelo del alcalde. Su director jurídico  acusan y acosa al Museo de la Fauna del Macuitépetl, mientras son rentados los espacios públicos del parque para provecho personal y otros son dejados perder, para que los amigos constructores tengan oficinas.