¡Claro! Anda en campaña y luego entonces debe destacar lo que a la mayoría o a determinados sectores no le parece para acercarse y ganar adeptos, esa es la mecánica de todo proselitismo y el de Andrés Manuel López Obrador no es la excepción. Por eso ayer  escuchamos que no está de acuerdo con los gasoductos de que se habla pasarán por estos rumbos, tampoco está de acuerdo con la construcción de presas, cuando en su momento nada expresó en apoyo al movimiento de Jalcomulco, y de igual manera no está de acuerdo en que desaparezca el IPE, cuando hasta el momento nadie ha sugerido esa idea. Igualmente, se solidariza con los periodistas de Veracruz. De todas maneras le echó salsa al banquete: el PRI y el PAN son lo mismo “la única diferencia es que los priistas de arriba son rateros, mientras los panistas son ladrones”.