Después de la vergonzoso e inaudita “evacuación” de las oficinas de la Secretaría de Finanzas, los empresarios fueron convocados a una reunión de avenimiento, les ofrecieron disculpas y prometieron el pronto pago de los adeudos atrasados que el gobierno del estado tiene con no pocos empresarios. Uno de los acuerdos fue el de elaborar un calendario de pagos para presentárselos en febrero y que a partir de marzo iniciarían a saldar los adeudos. El presidente de la Coparmex, Juan Carlos Stivalet Collinot, convoca a sus congéneres al optimismo y dejar a un lado el pesimismo: “Tenemos que tener confianza, es un compromiso que en estos dos años que faltan de la administración van a dejar todo saneado, no podemos perder la esperanza y tenemos que ser optimistas en este momento”, pues sí, ya que más.