Sinembargo.com publica una reseña de la columna que El Universal le publica a Ricardo Alemán: “como saben, al concluir la actual legislatura de San Lázaro, Beltrones habrá cumplido no sólo su más reciente ciclo como Diputado federal, sino que pasará a la historia como uno de los artífices de las reformas de Peña Nieto y habrá sido palanca fundamental para mantener a flote el gobierno del mexiquense. Por eso la pregunta. ¿Cuál es el futuro político de uno de los más completos animales políticos —en estricto sentido aristotélico—, del PRI? Aquí dijimos —hace más de un año— que el futuro ideal para Beltrones debía ser la dirigencia nacional del PRI. ¿Por qué? Porque todos saben que el grupo compacto de Los Pinos no ve con buenos ojos al sonorense, al que perciben como un peligro para la sucesión presidencial de 2018 […]. Por eso le han insinuado secretarías como la de Agricultura, una embajada y hasta una paraestatal. Sin prisa pero sin pausa, Beltrones las descarta y, en cambio, manda mensajes que no entiende sólo aquel que no quiere entender. A todos en el PRI y en el gobierno de Peña les conviene tenerlo cerca”.