Recién se produjo el incidente protagonizado por el alcalde de Fortín y una dama a quien supuestamente golpeó, el Secretario de Gobierno, tronante, declaró que el alcalde debía solicitar licencia, pero de inmediato el edil contestó que de ninguna manera solicitaría licencia al cargo a pesar de la denuncia en su contra. Han pasado varias semanas y en apariencia el caso se ha enfriado y la investigación ministerial quizá ya pasó al archivo muerto.