Hace seis años el candidato del entonces gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, era el priista Ángel Aguirre, pero el PRI decidió postular a Añorve y entonces Aguirre Rivero se inconformó y utilizó las siglas del PRD para derrotar a su adversario, pero él nunca dejó de ser priista y apoyó a Peña Nieto en su campaña a la presidencia. Ahora está en problemas políticos porque no se disciplinó a los designios del gobierno y lo aplacaron metiendo a la cárcel a su hermano, obligándolo a negociar con el PRD una candidatura al gobierno de Guerrero que propicie el triunfo del PRI en esa entidad. Esa es la razón por la que el partido amarillo postuló a Beatriz Mojica, quien fue Secretaria de Desarrollo Social en el gobierno de Aguirre y por lo mismo entrará en desventaja a la campaña. Solo un milagro la haría obtener el triunfo.