Virginia Durán Campollo
13 de febrero de 2015

El cinismo de estos sátrapas de gobierno, que se dicen servidores públicos, alcanza la cima del repudio. Mentirosos descarados, tratan de ofender la inteligencia de los mexicanos negando sus tropelías. Les están mostrando los hechos irrefutables de sus corruptelas y se sienten ofendidos. El caso Murat-Herrera se vuelve exigencia nacional, de que sean llevados ante la justicia sin mayor dilación. Si Enrique Peña Nieto tuviera solo un ápice de inteligencia, actuaría a la brevedad metiendo a la cárcel a éste par de sinvergüenzas. Dos ex gobernadores- uno de Oaxaca, otro de Veracruz- que dejaron saqueados sus estados que están en extrema pobreza. No es legal, ni justo que estos dos delincuentes, antes pránganas, ostenten riquezas descomunales- se trata de negocios de millones de dólares- que muestran riqueza inexplicable o tráfico de influencias, las dos situaciones punibles. Estos cínicos, con el mayor descaro, hablan de que sus fortunas son de familia-¡Aja!- la de Herrera Beltrán por parte de su suegro y la de Murat de madre…que ningún de los dos tiene. *** El par tienen constructoras. Las de Murat realizan obra pública en Veracruz y la de Herrera Beltrán, en Oaxaca. Los negocios son de todo, que caray! Murat recibe como asesor de Duarte un millón de pesos mensuales, al igual que los momios vivientes Brito-Jackson, y Fidel Jr., es asesor en el gobierno de Oaxaca. Negocios de familia son los gobiernos espurios, de quienes en campaña se rasgan las vestiduras con sus ridículos discursos y promesas. Al llegar al trono lo primero que colocan es a la familia, los amigos, compadres, amantes, socios y a chupar de la ubre del erario público. Es tanto el hartazgo que las cámaras empresariales nacionales, urgen a diputados y senadores se avale el Sistema Nacional Anticorrupción. Sin embargo lo que la nación verdaderamente necesita, es que su presidente- el jefe de las fuerzas armadas del país- meta a tanto ladrón al penal. *** El clan Aguirre, el ex gobernador y su parentela, de Guerrero también hicieron obras millonarias con tres administraciones pasadas. ¿Qué se necesita, para hacer justicia?, sólo voluntad y muchos…pantalones. Ahí están los delincuentes con nombre, apellido e irregularidades comprobables. *** En Veracruz  sólo la posibilidad, más real de lo que parece, de pensar que Fidel Herrera Beltrán- como trasciende- está operando las elecciones y asegurá ganará, pone a los veracruzanos muy nerviosos. La Federación no los voltea a ver, por más que hay reclamos sociales y de la prensa crítica. Los escándalos del estado se ventilan a nivel nacional e internacional, pero la presidencia de Peña Nieto los ignora. Si van a entrampar, como es la costumbre del mapache Fidel, gobernarán con el desprecio de la opinión pública. Pero que sepan, que los sabemos. ***Cuando Alberto Silva era alcalde de Tuxpan, donde dejó obra pública inconclusa y se llevó una fortuna respetable, José Mancha era presidente del PAN tuxpeño. Cuentan que el Cisne, que delicado que le digan así por la implicación que conlleva, le daba… mensual 50 mil pesos y que el ayuntamiento le pagaba todos los servicios incluyendo luz, agua, tenencias de sus autos y choferes. Ahora que Beto puede ser gobernador , Pepe Mancha en sus delirios etílicos, habla de que ya “acordó” con el candidato priista y por ello pusieron un candidato panista débil “que ni en su casa conocen”.*** Que Audirac, revelan fuentes fidedignas, urge “prestamos” millonarios a fideicomisos hasta los destinados al campo y eso es fraude. Necesitan pagar y no tienen dinero. Que fue una verdadera canallada de gobierno, el haber pagado todos los gastos de los juegos deportivos del Caribe pasados pues quedaron en bancarrota. *** El Veracruz de los sicarios del periodismo también tiene un costo millonario y es del erario público. *** No se pierda hoy en punto de las 7:00 pm, a través de wwweldemocrata.com y wwwperiodicoveraz.com, el programa Círculo Rojo del Periodismo Veracruzano con Armando Ortiz, Claudia Guerrero y una servidora. *** Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.