Por Miguel Ángel Cristiani G.
23 de febrero de 2015

En poco más de un año que lleva la actual administración municipal en Coatepec, encabezada por Roberto Pérez Moreno alias “Juanelo” ha logrado transformar al que hasta hace poco era conocido como Pueblo Mágico en un Pueblo Trágico.

Resulta que Coatepec es un Pueblo Trágico porque es el único municipio del estado de Veracruz, en donde fue secuestrado y asesinado el tesorero, Guillermo Pozos, sin que hasta el momento se haya “llegado hasta sus últimas consecuencias” para esclarecer el caso y hacer justicia.

También es el municipio mágico, –convertido en trágico– en donde la policía federal fue a detener al comandante y los altos mandos policíacos que despachaban en palacio municipal, sin que a la fecha se haya dado a conocer oficialmente las causas penales de la detención y los avances en el proceso.

Es pueblo trágico porque desde el pasado 26 de octubre, “desapareció” Tomás David Matus Galván, articulista del periódico de circulación local El Regional de Coatepec, sin que se haya investigado y localizado al comunicador.

Pero además, existe un ambiente de miedo y temor, ante la ola delictiva que se ha venido registrando, sin que se tenga una cifra exacta sobre el número de robos, asaltos y desapariciones.

La semana pasada me encontré a un compañero de la preparatoria Rafael Ramírez Cabañas y me comentaba: “dicen que los pueblos tienen los gobiernos que se merecen, pero la verdad los coatepecanos no nos merecemos este gobierno municipal, en donde parece que cada quien está dedicado a sus negocios y no a trabajar por la comunidad”.

–La verdad, es que ya da miedo salir a la calle, esto ya no es como cuando estábamos en la escuela y lo más grave es que ¿cuál es el futuro que les vamos a dejar a nuestros hijos en un clima de inseguridad y violencia?–.

–Esto está cada día peor y no hay para cuando–.

–Lo más grave, es que las autoridades municipales y estatales, se niegan a reconocer los problemas y no hacen nada para remediarlo–.

–Lo mismo ocurrió en Iguala Guerrero, con los estudiantes asesinados, que las autoridades estatales y federales que debieron intervenir, no hicieron nada y ahí están las consecuencias–.

–Posiblemente están esperando que se apruebe la Ley Contra la Infiltración del Crimen Organizado en Autoridades Municipales, que ya envió Peña Nieto al Congreso para su discusión, la que establece que será la Federación la que asuma las funciones municipales cuando éstas se encuentren infiltradas por el crimen organizado.

La nueva Ley contra la infiltración del crimen organizado en autoridades municipales funcionaría de la siguiente manera:

Cuando el Fiscal General de la República advierta indicios suficientes para considerar que exista una infiltración del crimen organizado en la administración o ejecución de servicios públicos municipales lo comunicará al Secretario de Gobernación. De forma conjunta solicitarán la aprobación de la Cámara de Senadores para que la Federación asuma temporalmente o en forma total o parcial las funciones del municipio. Finalmente las legislaturas de las entidades federativas deberán convocar a elecciones en los términos que disponga la Constitución de cada estado.

En estos casos no procederá la controversia constitucional a efecto de no judicializar las razones que llevan a la intervención de los ayuntamiento.

Coatepec podría ser el primer municipio en Veracruz, en donde se ponga en práctica esa nueva legislación.

Mientras tanto, sería conveniente que la Fiscalía General del Estado de Veracruz, a cargo de Luis Angel Bravo Contreras informe sobre el caso del ex tesorero municipal de Coatepec, levantado y asesinado en circunstancias que no han sido dadas a conocer aún.

Como tampoco se ha informado acerca del proceso a los comandos de la policía municipal.

Tampoco se ha investigado y mucho menos localizado la desaparición del periodista Thomas David Matus Guzmán, a más de cuatro meses de distancia, posiblemente porque aquí no se ha hecho la misma presión por parte de los comunicadores, como se hizo en el caso del municipio de Medellín.

Como bien dice el filósofo de mi pueblo Pancho López:

No estaría de más, que el Órgano de Fiscalización Superior del Estado conjuntamente con la Comisión de Vigilancia del Congreso Estatal, realizara una auditoria –física– no documental, a las obras que supuestamente se han ejecutado, pero que no existen, porque podrían descubrir el hilo que los conduzca a la madeja.

 

Contacto:

Visita nuestro portal de noticias: http://bitacoraveracruz.blogspot.mx 

Estamos en Twitter como: @bitacoraveracruz 

También búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G.