Desde tiempos inmemorables el proyecto transistmico ha sido un anhelo de los gobiernos federales, en tiempos de Echeverría se le dio mucho impulso mediático. Ahora, Peña Nieto ha ofrecido concretarlo pero con el recorte al presupuesto federal se ve más lejana esa posibilidad. Por lo pronto este año se ve imposible que se haga algo sobre ese proyecto del que se hablaba de una concesión para que la iniciativa privada participe y logre implementar el proyecto.