Al final es la misma gata pero revolcada para que parezca otra pues lo mismo hay corruptos en el PRI que en el PRD y no falta mucho para que incluyan al PAN. Tal es la reflexión que despierta la detención del hermano del gobernador de Guerrero con licencia Ángel Aguirre. Ayuer, la PGR detuvo a Carlos Aguirre Rivero y cinco personas más, acusados de uso de recursos de procedencia ilícita, lo que configura corrupción y peculado. Están acusados de desviar recursos de Banobras, de la CFE y la Tesorería de la Federación por un monto de 287 millones de pesos entre 2012 y 2014. Como nada es por casualidad, es muy sintomático que ahora que se publicaron las propiedades del ex gobernador de Oaxaca en el extranjero, José Murat, se produzcan estas capturas a saber desde cuando las tenían preparadas.