Por Sergio González Levet
12 de febrero de 2015

Me lo dijo así claramente:

–Será una de las últimas veces que nos encontremos en este lugar. Y no es porque los señores Chedraui pronto vayan a empezar a cobrar el estacionamiento: en política, el dinero es lo de menos. Lo que sí sucede es que, si te das cuenta, ya está prácticamente completa la lista de los candidatos a diputados del PRI en Veracruz, que ha sido nuestro tema. Así que pronto ya no tendremos de qué hablar, si nos viéramos nuevamente. ¡Y ni modo que en adelante nos veamos para tomar café y platicar del clima!

(La verdad es que el personaje, si bien no puedo acusarlo de siniestro o peligroso, tenía para mí un cierto dejo de aversión, o es que alguna luz de advertencia bullía en mi mente, originada por la semiclandestinidad de esos encuentros furtivos y a deshoras, que tarde que temprano hubieran concitado la curiosidad de alguna autoridad, por lo menos; ya ven ustedes qué tiempos tenemos que vivir y qué sospechosismos caminan todos los días por nuestras calles.)

Pero regresemos a lo nuestro. Don Deep estuvo esta vez un tanto serio (¿tal vez la nostalgia inminente daba vueltas a nuestro alrededor, sin que alcanzáramos a precisarla?), parco –si se puede en tan parlanchín personaje–, sucinto y hasta apresurado:

–Pero veamos en qué quedó esa famosa lista. Podrías decirme que te mentí cuando empezamos estos encuentros, porque muchos de los nombres que te mencioné no quedaron. Pero si te acuerdas, siempre te hice ver que la lista era un ente vivo y cambiante, y que quien en un momento tenía la candidatura en la mano la podía perder por cualquier motivo, imputable a él o no, como un error declarativo, ciertas culpas del pasado, negociaciones con los sectores o con algunos liderazgos regionales, estatales o nacionales.

–Y la equidad de género –añadí.

–Pues fíjate que no, hermano. Se ve que el Gobernador está fuerte en el centro porque no se atuvo a la cuota de 50–50, y solamente aparecen seis mujeres en la lista: Maru Pinete Vargas, Heidi Salazar, Elízabeth –bien marcada la esdrújula–, Anilú, Noemí y Lilian Zepahua. En realidad tenía que haber puesto a ocho féminas y nueve varones, de los 17 que irán por el PRI, pero tuvo la fuerza para que en otro estado tengan que hacer los ajustes y se complete la lista de 150 candidatas (con sus suplentes) y 150 candidatos (con sus suplentes).

–¿Ves fuerte a Javier Duarte?

–Mucho. Puso a sus cercanos con la mano en la cintura: Silva, Lagos, Mota, Sergio Pazos, Anilú, Aguilar Yunes… este… Carvallo, y hasta tuvo voz para meter a los candidatos que irán por el Verde. Sobre todo Edgar Spinoso, que según decían era muy cuestionado en el Altiplano.

Yo creo que aquí entendió que me podía dejar un mensaje críptico, pues interrumpió la plática y se despidió esfumándose, con una despedida que apenas alcancé a oír:

–Tiene mucho futuro… Javier…

Contacto:

sglevet@nullgmail.com

Twitter: @sglevet

Facebook.com/sglevet